Los niños de la guerra

Los niños de la guerra

Escribe: Leonor Gil Ibargüen

 

Los hijos de la guerra
llevan, en su pecho, el dolor del destierro.
Ríen, a pesar de todo;
sus caritas inquietas esconden el sufrimiento.

Los niños de la guerra están retratados
en murales rojos y calles frías.
Son víctimas de todo y todos,
algunos se pierden en el odio.

Palabrotas rugen de sus bocas.
El lápiz, una espada;
y el papel, duele vacío.

Lágrimas escurren por su alma;
más que el hambre, el abandono.
Fusiles abusivos los sacan del terruño.

Hay cuerpos sin oxígeno;
parecen cosas,
las calles ya no lloran.

¡Qué frío, se escuchan las botas!
¿A quién claman estos ángeles pobres
sin amor ni casa?

Voces silenciosas, antivalores recurrentes,
¡invasores a la vista!

La vida está rota, va llegando la muerte.
¡Ruega el creyente, para que Dios se apiade!
Calla el que no puede, frente a los crueles salvajes.
Los niños de la guerra, en Colombia,
son los más pobres.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *